lunes, 7 de enero de 2013

La Medicina Sagrada del Coyote y del Lobo


La Medicina Sagrada del Coyote y Lobo.

Por: Víctor A. Cabello


Las más antiguas tradiciones indígenas de toda América nos cuentan de la gran sabiduría de la poderosa medicina del ‘canis latrans’ o coyote.  Asociado muchas veces a su pariente el ‘canis Lupus’ o lobo, se pierde en lontananza su poderosa presencia, así como su más hermosa y fina estampa.  Entre los viejos y sabios indígenas de la nación Seneca, el clan de las enseñanzas del lobo o el (Wolf Clan Teaching Lodge) es realmente una gran escuela del poder de la externa naturaleza misteriosa.  La ceremonia del lobo es entonces asociada por los ancianos del clan Seneca con la ingesta ceremonial de la planta sagrada o ‘Iponmea pandurata’, refiriéndose así y mediante ella a ciertos niveles de lo desconocido, inmanentes... pero a la vez trascendentes.


Hoy en día podemos testificar, con gran orgullo, que el Wolf Clan Teaching Lodge y los hermanos del Seneca Indian Historical Society (SIHS) son ciertamente ya apreciados por el Departamento de Educación del Estado de New York.  El poderoso sanador Cherokee Eli Gatoga nos afirma que: “We are in the AGE of the Wolf’''.  Hay que reconocer que el lobo es un ‘trailblazer’, pues sigue huellas y pistas con su ‘agudo olfato’…y, es muy difícil de engañar.  No temen a la oscuridad o a los lugares tenebrosos.  Nos enseñan la lección de poder vivir en el bosque y cómo es que nosotros debemos ''aprender a vivir'' en comunidad.  Su conducta originalmente no es agresiva hacia el humano,  es más bien hasta muy parecida a la de los humanos.  Evidenciado esto  por el gran protector de ellos - los hermanos lobos -, y custodio de nuestro planeta, el sabio español Don Félix Samuel Rodríguez de La Fuente, quien en su famosísima serie internacional “El Hombre y la Tierra” (1974-1980) nos ilustró cómo se pueden proteger y hasta la posibilidad de saber vivir amablemente entre ellos…  ¡Danzar con los LOBOS!


La medicina del lobo nos enseña también la cooperación y protección, lealtad y comunicación.  Para nuestros indígenas el poder de la telepatía era un poderoso atributo del nagual del coyotl.  Su especial aullido nos expresa el atributo misterioso de la posible y delicada comunicación extrasensorial.  Nos indica y puntualiza hacia la presa, y el peligro compartido al reconocerlo, para que así otros lo puedan evitar.  Hermandad cívica comunal y sentido educado del olfato como también, visión nictálope para VER en la oscuridad y disipar la temible mordedura de la IGNORANCIA.


Para uno de los grupos indígenas de las islas Vancouver, los hermanos Nootka, el espirítu del lobo es muy importante.  Entre sus procesos iniciáticos ellos son raptados y nutridos por los espíritus del lobo, quienes los educan y enseñan en las valiosas  sagradas y tradicionales danzas y canciones del clan, como para los pocos que pueden entrar en la temida y ampliamente desconocida licantropía naguálica.  Recordemos también que en la sabiduría ancestral iniciática LUPERCA o la Lupa Capitolina, (loba del Capitolio) nutre y vivifica a los fundadores divinales de Roma, los gemelos Rómulo y Remo, siendo así una magnífica e ilustre enseñanza para nuestra débil y enfermiza sensibilidad humana.  ¡Ah! se me olvidaba compartirles que el poder iniciático de los Makah, se complementa acertadamente con la ceremonia de invierno llamada Tlu´gani entre ellos, ceremonia del ritual de lobo o Tlu´kwana, ya ampliamente conocida entre los mencionados hermanos Nootkan.  Este ceremonial (Klukwalle que está contenido en la ceremonia ritual del Qua-ech’) es muy poderoso, ya que sería el último recurso práctico en poder acudir, cuando fallen ya, todos los demás.  Los espíritus de los animales y la medicina del lobo es muy eficiente y poderosa…No MUERDE…ya que es curativa. La danza sanadora, con la divina máscara o Kinarog, es todo una ceremonia de poder naguálico en la cual los espíritus de poder-los del nagual-chamán-son ampliamente convocados para ayudar y conferir al iniciado sus muy deseados atributos. La máscara del kukil-luneg o del hermano lobo, daría así al neófito, ricas propiedades y características del Can, como apropiadamente la encarnación de sabiduría nezahualcoyotelística.


Una persona gana y adquiere poder o WAKAN o poder ser SAGRADO ya que en su VISION, el animal de poder, le aparece como ESPIRITU ALIADO.  Es un glorioso REGALO del Gran Espíritu, no hay nada que temer… es allí donde reside la BUENA MEDICINA.  Es entonces que el Espíritu del Lobo se manifiesta y nos entrega la sabiduría de aprender a ser responsables como funcionales en el AQUÍ Y AHORA terrestre.  ¡Ordenados y respetuosos del sabio y del orden de jerarquía tribal. ¡Saber es poder!  ¡Conocer es Saber! Tacha Uste-Archie Fire Lame Deer nos decía: “Pero yo ascendí a la colina, el ESPIRITU me aguardaba y me dio su PODER.  El resto es detalles.  El ESPIRITU NUNCA ME ABANDONA”.


La medicina del coyote es única, práctica, objetiva y muy terrenal.  En el Códice Mexicanus, lám.57, nos aparece el glifo antroponímico del Sabio Maestro del Poder medicinal -heredada de los viejos toltecas - del coyote, el grandioso Nezahualcóyotl, el cultísimo sabio Tlamatini (el que sabe algo) Yoyontzin.  Es así que podía en bien decirnos: “Percibo lo Secreto, lo oculto”.  Valioso olfato canino supra sagrado.  Ni hablar del Viejo Señor Coyote, el Huehuecóyotl,  del Códice Telleriano Remensis, el cual ustedes…conocen mejor que yo. El Coyote, para los Ancianos Indígenas, es supremo al lobo.  Nos trajo la magia universal desde el cielo y es quien amablemente nos comparte la buena medicina.  Se asocia al día sagrado del Cuetzpalli, y conoce el sendero del mundo de los espíritus.  Como el divino Xoloitzcuintle, puede acompañarnos fielmente hacia el temido viaje a Mictlán o quizás poder guiarnos al ignoto IXTLAN Aztlán Akatl.  Entre los hermanos Navajos, es él… “perro de Dios”.  Para los Hopis, “ISTAGA” bien puede ser tanto la misma medicina como también el médico, quien obtiene su encomiable poder del coyote.  Se relaciona-para ellos-con Maasaw, el guardián de la muerte.  Enseña la muerte y a la vez provoca el estado sublime del ensoñar naguálico.  Bromista por excelencia o divino humorista Trickster es para los Apaches,-aparte de darles el fuego robado-el que conoce y puede seguir el oscuro sendero del difícil mundo de los espíritus nocturnos.  Es él quien puede finamente “sentir” olfatear la enfermedad y reconocer su peculiar “aliento” (nota: hay ciertas enfermedades que pueden ser olfateadas por un felino Uay Balam Jaguar o sensiblemente sentidas por la SOLAR lengua viperina del Sagrado Ahaw) y a la vez poder ver de forma asertiva y en total oscuridad las condiciones espirituales de ´el otro´.  Quizás algo mejor…al CONTENER la atención urgente requerida para luego proceder al singular trabajo espiritual de “Limpiar el Camino del Coyote”.  
El divino coyote medicinal resulta ser el tótem del clan Hopi del Coyote, como su sabio consejero. Como Coyotl del cielo, colocaba las estrellas en el firmamento y procedía a robar así el fuego al dios del fuego para entonces luego, tomar ciertas estrellas que pasarían a ser parte de su constelación del Coyote(¿?).  Los hermanos Crow, lo describen como dios creador ya que les enseña y los instruye, pues les otorga, el preciado don del artista o la habilidad práctica del primer trabajador originario mítico-ancestral.  Manejan de esta manera la medicina al poder enseñarnos a contar las leyendas tradicionales tribales y ser los muy educados ‘storytellers’ por excelencia. Para los bravos guerreros Kiowas, eran sus aliados en las batallas, ya que al lamerlos, su efectiva medicina hacía que SANARAN sus heridas y con SU AMOR  ellas podían entonces curar.  Hago esto en RESPETO a mis hermanos de los clanes Coyotes y Lobos, por el honroso privilegio compartir sus misterios, en profundo amor y respeto, por el poder del Uakan.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada